Start-Ups-value-and-IP

El valor de las Start-ups y la propiedad intelectual

Las valoraciones de las Start-ups son muy importantes para una gran variedad de situaciones y escenarios en la trayectoria de crecimiento de una nueva empresa: toma de decisiones sobre la financiación-salida, remuneración de los empleados clave, fusiones y adquisiciones, etc.

Los factores relacionados con el producto, la solución y el equipo, así como la ejecución son fundamentales en las valoraciones de las Start-ups.

La posición y la estrategia en materia de propiedad intelectual (PI) de una Start-up tienen un impacto relevante en estos factores (por ejemplo, porque la PI otorga a la nueva empresa el monopolio del mercado con respecto a un producto/función superior o mitiga los riesgos operativos) y, en consecuencia, en la capacidad de la Start-up para capitalizar sus innovaciones y en su potencial de crecimiento.

Por lo tanto, las valoraciones de la PI son clave para reflejar el valor real y la oportunidad que la Start-up aporta a los inversores.

 

Patentes pero también marcas:

Para las Start-ups de sectores como la biotecnología, de materiales avanzados o de otros sectores que requieren mucha I+D+i, las patentes son muy importantes a corto y largo plazo para su posición en el mercado y su estrategia de crecimiento.

Las patentes no sólo permitirán a la Start-up la exclusividad en el mercado para la explotación de su producto y/o PI, sino que también garantizarán su libertad para operar (FTO).  Además, las patentes pueden ofrecer, si es necesario, futuras opciones para pivotar hacia otras oportunidades de mercado (imagínese una patente relacionada con un concepto técnico que puede aplicarse a diferentes gamas de productos o aplicaciones).

Las marcas comerciales también desempeñarán un papel importante en la diferenciación de la empresa emergente con respecto a los competidores y en la protección de su fondo de comercio. Contribuirán a la libertad para operar y ayudarán en la itinerancia hacia el mercado (por ejemplo, el logotipo A-Z de Amazon).

 

Software:

En el caso de las Start-ups basadas en software no propietario, éstas tendrán que realizar una adecuada revisión del código abierto.

Al igual que cualquier otra Start-up, tendrán que comprobar además en relación con la explotación de sus activos intangibles, las posibles limitaciones o cargas relacionadas con su titularidad y uso que puedan haber contraído con fundadores, empleados, proveedores, colaboradores o socios industriales.

Hay múltiples opciones disponibles para registrar los derechos de autor del software propietario, pero también es importante tener en cuenta que en el mundo digital los nuevos procesos que involucran dispositivos conectados, máquinas y software y que proporcionan al conjunto un rendimiento superior, son potencialmente patentables. Por lo tanto, las Start-ups con capacidades tecnológicas para desarrollar nuevas y mejores soluciones basadas en algoritmos inteligentes o software que interactúen, por ejemplo, con sensores, imágenes de cámaras, robots, etc., pueden proteger estos activos de PI para mejorar su posición en el mercado y también obtener acceso a nuevas colaboraciones y oportunidades de negocio en mercados conectados o incluso no relacionados.

A medida que una Start-up crece y aspira a salir a bolsa o a una adquisición, el FTO podría ser entonces un problema importante, especialmente cuando compite con empresas establecidas desde hace tiempo.  Por lo tanto, una sólida cartera de PI y de patentes será importante para gestionar adecuadamente los riesgos operacionales y los relacionados con la PI al entrar en nuevos territorios o mercados.

 

Conocimientos técnicos:

Asegurar la protección de los Secretos empresariales más valiosos de la Start-up (conocimientos técnicos, pero también no técnicos u organizativos, como el talento, el mercado, los precios, los competidores, los clientes, los inversores, etc.) resulta clave para la ejecución y para garantizar la viabilidad de la nueva empresa a largo plazo.

Por lo tanto, la valoración de la PI de la Start-ups, proporcionada por su estrategia específica de PI (opciones y decisiones tomadas sobre la protección, la flexibilidad y el uso de las modalidades de PI disponibles que se adaptan mejor a las características específicas de los productos, el modelo de negocio, el sector, los territorios) proporcionará una medida real del valor global de la Start-up y su potencial de crecimiento.

Para solicitar más información sobre cómo establecer una estrategia de PI adecuada para su empresa y/o realizar una valoración de su PI, puede ponerse en contacto con nosotros en la dirección ponti@ponti.pro.

Artículo de Josep Maria Pujals.

Miembros de