indicacion-geografica-protegida

¿Qué es GIView?

GIView es una nueva base de datos que versa sobre las Indicaciones Geográficas (IG) protegidas a nivel de la Unión Europea.

En GIView podemos encontrar datos sobre el tipo de IG (DOP, IGP, IG), la fecha de prioridad, la situación jurídica y la base de la protección en relación con todas las IG que abarcan los vinos, las bebidas espirituosas y vinos aromatizados, y los productos agrícolas y alimenticios. Como particularidad, la base de datos se encuentra abierta a las autoridades nacionales y a las agrupaciones de productores, quienes pueden cargar información ampliada, ya sea sobre los datos de contacto de las agrupaciones de productores, sus organismos de control, mapas, fotografías, descripciones del producto o zona geográfica. Con ello se pretende tanto maximizar la información sobre las IG, como ayudar directamente a las autoridades antifraude, que tendrán fácil acceso a las descripciones y fotografías del producto genuino y podrán contactar directamente con los organismos pertinentes y con la agrupación de productores que corresponda.

A la hora de solicitar una marca y a fin de evitar que puedan surgir conflictos con las IG existentes, GIView constituye una herramienta útil para identificar IGs anteriores, comprobar su situación, el nombre registrado y en su caso, optar por incluir una declaración conforme la marca sólo se utilizará en relación con los productos que cumplan los requisitos de la IG. En este sentido, las IG pueden ser invocadas como derechos anteriores en los procedimientos de oposición, además de poder constituir motivo de una objeción de oficio por parte de la Oficina competente.

GIView se actualiza continuamente con datos oficiales registrados de la Comisión Europea (Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural) y es desarrollada y mantenida por la EUIPO.

En resumen, tanto por su interfaz intuitivo como por su completa información detallada, GIView nace para constituir un importante activo no sólo para productores y profesionales de la propiedad intelectual, sino también para los consumidores, además de contribuir a sensibilizar acerca de la increíble gama y variedad de indicaciones geográficas que constituyen una parte sustancial de nuestro patrimonio económico y cultural.

Artículo de Cristina Margalef.

Miembros de