Los secretos empresariales en la era de los algoritmos

Los secretos empresariales en la era de los algoritmos

Hoy en día, en un mundo dominado por los datos, los activos intangibles tienen una importancia primordial, por lo que su protección se antoja imprescindible. Dentro de este ámbito, los secretos empresariales ocupan una posición capital como medio para proteger estos intangibles. Sin embargo, diferentes expertos internacionales, tras la sucesión de diferentes casos de infracción de secretos, observan que muchas empresas todavía no están del todo al día en este ámbito, con el peligro que eso implica. 

Es importante tener en cuenta que desde 2016, se han endurecido las leyes relacionadas con la protección de secretos empresariales en Estados Unidos, Europa, Japón y China. Todo ello para evitar posibles casos de competencia desleal, dando cada vez más valor a la necesidad de proteger los secretos empresariales frente a la competencia, pues son un pilar totalmente diferencial. En el caso europeo, la transposición de la Directiva de Secretos Comerciales conlleva la protección de secretos como una práctica separada adicional a otras modalidades de propiedad industrial e intelectual, armonizando el enfoque de los estados miembros para su regulación. 

Proteger los secretos empresariales en el mundo digital 

El avance de las nuevas tecnologías ha provocado cambios en la manera que tienen las empresas de proteger la propiedad intelectual. El caso de los secretos empresariales no es diferente. Los secretos empresariales se están convirtiendo en la medida de protección clave de los activos comerciales, basados en datos, algoritmos y resultados de inteligencia artificial. Para algunos expertos, esta modalidad podría sustituir a las patentes como medida de protección en algunos casos, pues la naturaleza de los negocios está cambiando. La economía intangible se abre paso a gran velocidad para desplazar, poco a poco, el capital físico. 

Algoritmos de software, datos de clientes, planes comerciales, fórmulas o especificaciones de ingeniería son sólo algunos de los activos que las empresas manejan hoy en día y que deben protegerse. El acceso a esta información es algo sensible y vulnerable a la filtración ilegítima, ya sea a través de fuga de empleados, robos de la competencia o ataques cibernéticos, riesgos que aumentan cada vez más con la digitalización de las empresas y la instauración del teletrabajo. El valor de estos activos los convierte en secretos empresariales, pese a que las propias empresas a veces no los identifiquen ni los traten como tales, lo cual descarta que sean reconocidos judicialmente como secretos empresariales.  

Según el informe Open secrets? Guarding value in the intangible economy escrito por The Economist Intelligence Unit, se desprende que el montante del robo de secretos comerciales alcanza los 1.7 billones de dólares americanos 

Secretos empresariales, ¿qué hay que tener en cuenta? 

La protección de los secretos comerciales es diferente a la de las patentes o derechos de autor, puesto que no implica la protección en forma de registro de derechos. Su protección se basa en la oposición contra las prácticas de competencia desleal, consistentes en actos específicos como la adquisición y/o el uso ilícito. Además, para ser benefactores de protección, es indispensable que los secretos empresariales sean información secreta, que tiene valor comercial porque es secreta y que ha sido objeto de medidas razonables para mantenerla secreta. 

Cada vez son más las grandes empresas conscientes del poder de la información y buscan maneras de proteger datos, algoritmos y estrategias. Sin embargo, también hay muchas todavía que no prestan la suficiente importancia a la protección de la información secreta que han desarrollado, sin tener en cuenta las consecuencias fatales de no implementar una serie de medidas internas a esa información. 

Para que esto no le ocurra y tenga la seguridad de que todo está en orden y bien protegido, no dude en ponerse en contacto con PONTI & PARTNERS a través del correo electrónico ponti@ponti.pro o en el teléfono 934 87 49 36 y le asesoraremos de la mejor manera para que sus intangibles más secretos estén a salvo. 

Miembros de