CONTRIBUTION-AND-IMPACT-OF-INTELLECTUAL-PROPERTY-ON-COMPANIES

Contribución e impacto de la propiedad industrial en la empresa

El registro y explotación de las diferentes modalidades de propiedad industrial (patentes, diseños industriales y/o marcas) por parte de las empresas que operan en el mercado está claramente asociado a su nivel de innovación y a un posicionamiento estratégico en este mercado que les permite disponer de herramientas para mejorar su posicionamiento y rendimiento con respecto de sus competidores.

Esta realidad, que se concibe muchas veces como teoría, se ha cuantificado en un informe analítico del pasado mes de febrero sobre derechos de propiedad industrial y rendimiento empresarial, fruto de la colaboración entre la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual (EUIPO) y la Oficina Europea de Patentes (OEP), como continuación de otro anterior de 2015.

Para este nuevo estudio publicado se han analizado más de 127.000 empresas europeas de los 27 Estados Miembros y del Reino Unido. El estudio compara el rendimiento económico de las empresas que disponen de registros de patentes, marcas y diseños industriales con aquellas que no los tienen. La cuantificación del impacto en las empresas se realiza mediante el análisis de indicadores que intenten minimizar el tamaño de la empresa, con lo que para realizar este estudio se ha tomado como medida de rendimiento de las empresas los datos de los ingresos por empleado y los salarios.

Como se puede observar en los resultados del estudio, las empresas que usan cualquiera de los tres tipos de registros (patentes, marcas o diseños industriales) tienen un 20,2 % más de ingresos por empleado que las empresas que no disponen de dichos registros de propiedad industrial y, por tanto, no disponen de esta posición estratégica ventajosa.

Esta media de mayores ingresos por empleado se ve magnificada en las empresas que tienen registros de patentes y que protegen su tecnología e innovación por medio de esta modalidad, mostrando un incremento de un 36,3 % en la ratio de ingresos por empleado con respecto a las empresas que no realizan registros de propiedad industrial.

Les siguen en mayor ratio de ingresos por empleado las empresas que realizan registros de diseños industriales para proteger el diseño y apariencia de los productos que ponen en el mercado, obteniendo una ratio de un 32,2 % más de ingresos por empleado que las empresas que no realizan registros de propiedad industrial.

Finalmente tenemos que las empresas que protegen su marca, distinguiendo sus productos y/o servicios en el mercado, obtienen una ratio de un 20,9 % más de ingresos por empleado que las empresas que no realizan registros de propiedad industrial.

Estructuralmente, las empresas con registros de patentes, marcas y/o diseños industriales tienen un mayor número de empleados, un promedio de 13,5 empleados frente a un 5,1 de las empresas que no realizan registros de propiedad industrial y se corresponden principalmente con sectores de información y comunicaciones, industria manufacturera, sectores clasificados como otros servicios y sectores relacionados como actividades profesionales, científicas y técnicas.

En estas empresas con registros de propiedad industrial se realiza una retribución mayor a sus empleados, especialmente en las empresas que realizan el registro y protección de su tecnología y productos mediante patentes, que de media tienen un sueldo por empleado un 52,6 % mayor que las empresas que no realizan registros de propiedad industrial. Estas empresas que realizan el registro de patentes muestran, junto con las que registran diseños industriales, el mayor margen entre ingresos por empleado y sueldo por empleado.

De este modo, y como conclusión, se puede ver que la exposición teórica de la posición ventajosa en el mercado de las empresas que realizan inversión en registros de propiedad industrial, se ve avalada por este estudio que confirma que existe una relación positiva entre la titularidad de diferentes tipos de registros de propiedad industrial y el rendimiento de la empresa, no debiéndolo tomar como una garantía de éxito, sino como una herramienta que afianza y mejora la posición de la empresa con respecto de sus competidores.

 

Artículo de Xavier Prados.

Miembros de