CREDENCIALES - CÓDIGOS DE CONDUCTA

Desde el punto de vista deontológico, tanto a nivel estatal como europeo, nuestro modelo de servicio incluye las máximas garantías de solvencia profesional, ya que por nuestra condición de Agentes de la Propiedad Industrial, Agentes de Patentes Europeas (EQE) y Abogados estamos adheridos de forma acumulada a los códigos de conducta de los 3 ámbitos profesionales.

COAPI. Código de Conducta del Colegio de Agentes de la Propiedad Industrial.

EPI. Código de conducta del Instituto de Representantes Profesionales ante la Oficina Europea de Patentes.

ICAB. Normativa deontológica del Colegio de Abogados de Barcelona.

Además, a nivel internacional, somos miembros de FICPI, la Federación Internacional de Despachos de Propiedad Industrial, con sede en Suiza y más de 100 años de historia, que está integrada por las firmas con los estándares de compromiso profesional y deontológico más exigentes de nuestro sector. La pertenencia a esta asociación es reconocida internacionalmente como un valor contrastado de fiabilidad y capacidad de respuesta de todos sus integrantes.

El marco legal actual no contempla ninguna reserva de actividad a favor de los Agentes de la Propiedad Industrial, de manera que cualquier persona física o jurídica puede intervenir ante las administraciones competentes en representación de un tercero.

Sin embargo, nuestra condición de Agentes españoles y europeos cualificados (EQE) es un elemento de capacitación específico muy relevante para el cliente que nos encomiende la gestión de sus asuntos ya que está confiando en un equipo multidisciplinar especializado, que ha superado pruebas de acceso a la profesión de gran complejidad y que está obligado a seguir una formación continuada, así como al cumplimiento de determinados requisitos de transparencia y control profesional colegial.

Todos estos aspectos de vinculación deontológica y normativa garantizan a nuestros clientes una atención responsable, técnicamente solvente y con un escrupuloso tratamiento de los posibles conflictos de intereses que puedan producirse en la representación de sus asuntos.

Un buen asesoramiento en propiedad industrial e intelectual es el que, en última instancia, determinará el mejor nivel de protección posible para unos de los activos intangibles más importantes de toda actividad empresarial o económica.

En cuanto a nuestra estructura organizativa, PONTI & PARTNERS, SLP adopta el año 2012 la forma jurídica de Sociedad Limitada Profesional, siguiendo el mandato de la Ley 2/2007, que incrementa de manera considerable el nivel de exigencia jurídica, en lo relativo a las garantías y régimen de responsabilidad de las empresas prestadoras de servicios profesionales.

Miembros de